¡Y nos fuimos a dar clase a INACUA!

17 abr 2016


IMG_7484

Cuando te hayas entrenado para participar, estarás listo para aprender.

De forma paralela al avance de las nuevas tecnologías y a los cambios de diversos paradigmas que han sido claves en nuestra vida, la educación evoluciona, experimenta cambios, y éstos son, ahora más que nunca, necesarios. Seguimos muchas veces con metodologías de hace cientos de años, basadas en clases magistrales, muchas veces insufribles, que no motivan absolutamente a nadie. Todo ha cambiado, y para aprender, hay que ver, experimentar, comprobar, divertirse y crear.

En ese sentido, la innovación educativa está avanzando mucho, y raro es el centro educativo que no está inmerso en un cambio metodológico profundo, sistémico, que cambia incluso la estética del mismo.

Hace unos meses, mientras hacía deporte, le daba vueltas a la forma con la que explicar un tema que siempre me ha entusiasmado, pero que nunca he logrado transmitir con la misma pasión con la que yo lo entiendo. Me encanta la tecnología, y hablar de mecanismos, para mí, es hablar de la vida misma; porque hablar de mecanismos es hablar de la historia de la humanidad, de cómo el hombre en tiempos de Roma era capaz de levantar grandes construcciones con la única ayuda de poleas, o de cómo ahora yo puedo subir con mi bicicleta a los montes de Málaga. También el dichoso teléfono móvil es una máquina, y se ha convertido en un dispositivo casi esencial en nuestras vidas.

Pues mientras hacía deporte, observé que las máquinas del centro deportivo al que suelo acudir, basan su funcionamiento en mecanismos de poleas fijas y poleas móviles. En función de qué máquina sea, y de qué tipo de polea use, podremos levantar más o menos peso, y de una forma más o menos cómoda. Justo lo que hay que explicar en ese tema al que yo le daba vueltas en mi cabeza.

Solución: llevar a los alumnos al centro deportivo, proponerles ejercicios, y que ellos mismos se den cuenta de que las fórmulas funcionan. La gestión desde la gerencia del centro deportivo INACUA no pudo ser más operativa, tras exponerles la idea, quedaron interesados en este proyecto, y de esa primera reunión prácticamente ya salió la fecha. Desde aquí agradecer a María Alonso y a Eva Álvarez su colaboración, sin la cual no hubiera sido posible nada de esto.

La jornada tuvo dos partes, en la primera parte los alumnos, con sus calculadores y cuaderno de ejercicios, entrarían en la sala de musculación para poder solucionarlos y sacar conclusiones. En la segunda, entrarían a la zona de tenis y pádel y disfrutarían de unas sesiones prácticas de este deporte.

IMG_0019

Dos cosillas para terminar y no por ello menos importantes: el trayecto de ida y vuelta lo hicimos en metro y el cuaderno de ejercicios se preparó en inglés. La idea del metro vino porque creo que es importante que los estudiantes lo conozcan (me sorprendió mucho que apenas un par de ellos habían subido al mismo) y valoren siempre la posibilidad del desplazamiento en transporte público, eso también es educar. Y lo del inglés, pues, sencillamente porque es un idioma necesario hoy en día, para todo, y la verdad es que no les di otra opción.

IMG_0180

Seguro que no se les olvida lo que significa la palabra ‘pulley’, lo que cuesta un billete de metro, y que el uso de poleas nos permite levantar más peso del que levantaríamos si sólo usáramos nuestra fuerza. Con que se queden con eso me conformo.

Me acompañó mi amigo Chipi, genio audiovisual y profesor de secundaria en prácticas ahora mismo, que grabó algunos recursos que plasmó en este vídeo. También nos pusimos en contacto con el periodista Francisco Gutiérrez, redactor de educación en Diario Sur, para así poder compartir con los malagueños esta experiencia educativa. A los dos, millones de gracias.

 

Hacer este tipo de cosas me mantiene vivo en la educación.

Pincha aquí si quieres ver la noticia que salió en prensa.

4 respuestas a “¡Y nos fuimos a dar clase a INACUA!”

  1. Inmaculada y Manuel dice:

    Qué genial. Estas haciendo una labor preciosa mejorando la educacion en un sentido pleno.
    Ademas estas haciendo que los chicos tengas inquietudes, disfruten y aprendan a ser felices en el dia a dia.
    Enhorabuena!!!!!!!!

  2. Maria Alonso dice:

    Muchísimas gracias Alan por tu visita, por tu implicación con la educación de los jóvenes, por ser tan inquieto y no conformarte con lo convencional, por querer ir más allá y por contar con nosotros para poner en marcha tus ideas.

    En Inacua siempre seréis bienvenidos. Un fuerte abrazo.

    • Alan dice:

      Gracias a vosotros, María. No todo el mundo abre las puertas y accede a estas cosas. Fue una experiencia bonita y seguro que podemos colaborar en más cosas. Gracias por tus palabras y tu implicación.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.