“No eres lo suficientemente bueno todavía”

18 feb 2018


IMG_4316

El pasado sábado, 17 de febrero de 2018, tuve la suerte de poder asistir al evento TEDx Malagueta, donde se dieron cita 15 ponentes que, al estilo de las charlas TED, disertaron durante 18 minutos alrededor de una idea que consideran digna de ser difundida por el mundo.

El ‘cabeza’ de cartel era Toni Nadal, tio de Rafa Nadal y entrenador hasta el año pasado, que se fue del escenario cuando todavía no había terminado el vídeo con el que terminaba su ponencia, y casi sin despedirse, supongo que tendría mucha prisa. Centrándonos en lo interesante del asunto, de lo que habló, me quedo con una frase: “hay que decirles a los chicos que no son lo suficientemente buenos nunca, para que sigan aprendiendo”. Hoy en día vivimos en un mundo donde parece que todo lo que le tenemos que decir a los chicos son mensajes positivos, donde se les ponen las cosas demasiado fáciles, y el ejemplo de Rafa Nadal ilustró su ponencia alrededor de haber creado al tenista que es hoy en día gracias a aceptar sus debilidades, nunca ocultarlas. “Si Rafa ha ganado a Roger algunas veces, es porque él jugaba cada punto como el último del partido, él era capaz de hacerlo, mientras que Roger a veces no se despeinaba, no era capaz de luchar a ese nivel. Sólo así le ganaba, porque tanto su ‘drive’ como su revés, la volea y por supuesto, su saque, eran superiores a los de Rafa. Y Rafa lo sabía, por eso debía esforzarse al máximo en el aspecto en el que, a veces, podía serle superior.”

Toniada2(1de1)-kFb-U501000354564H4B-624x385@Diario Sur

Emma Rodero nos habló sobre la importancia de la voz a la hora de ser creíbles en nuestra oratoria. Conceptos como intensidad, timbre y tono sonaron en su charla. Sin entrar en su fundamento físico, sí que desgranó la importancia de que cada una de estas cualidades de nuestra voz debe ser desarrollada en su justa medida, si queremos llegar a la otra persona con nuestra voz.

Marta Arce, atleta paralímpica que practica el yudo, con varias medallas en su hacer, habló sobre una discapacidad que tienen muchos pero que no les impide ir por la vida haciendo daño a los demás: la falta de empatía. Conceptos como inclusión o exclusión, igualdad o equidad fueron tratados con soberbia solvencia ejemplificados con situaciones de su vida real. De ahí saco muchas analogías con la integración en la educación, un tema sumamente complejo que, a la hora de llevar a la práctica con los medios de los que disponemos los docentes, me decepciona enormemente ya que considero insuficiente tanto la formación como los recursos destinados por las administraciones para tratar esta realidad educativa.

Quizá una de las que más me gustó fue la charla de Alex O’Dogherty, artista polifacético que nos habló sobre la diferencia entre la vida que tiene ahora y la que había soñado con 15 años. “Toda la vida esperando a que viniera alguien a darme una oportunidad, y ese alguien era yo”. Alex nos habló sobre la importancia de la autogestión, es decir, saber buscarse la vida. Finalizó su ponencia con un vídeo sobre artistas que no han alcanzado una gran fama, pero que hacen un trabajo muy bonito en el difícil mundo de las artes, como homenaje a las personas que se dan esa oportunidad cada día, esperando que algún día, alguien los llame.

No me queiro olvidar de Arun Mansukhani, psicólogo clínico y sexólogo, de origen indio pero residente en Málaga desde hace muchos años. Nos habló de algo tan habitual como nocivo: las relaciones tóxicas entre las personas. Alrededor del concepto de dependencia emocional fue desgranando, con mucho rigor, los diferentes perfiles de personas que nos podemos encontrar, animándonos a estar en alerta cuando nos topemos con alguien manipulador o dominante, que muchas veces suelen pasar desapercibidos pero que siempre suelen darnos pistas. Ante estas personas, Arún lo tiene muy claro: “lo más lejos posible. Si queréis ayudarlas, hacedlo, pero fuera de cualquier tipo de relación, ni sentimental ni amistosa.”

La jornada, que comenzó a las 10 de la mañana, terminó pasadas las 20 horas, y estuvo amenizada por diferentes intervenciones musicales que se intercalaban con las ponencias. Destacar la buena organización y el ser fiel al concepto TED, evitando los discursos vacíos y protocolarios por parte de políticos o empresarios patrocinadores, y ofreciendo las charlas directamente sin ningún tipo de introducción que alargase las intervenciones y aburriese al personal. Enhorabuena.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.