Lopetegui, un error de comunicación

14 jun 2018


DflrHvgW0AMccaV.jpg large

Más allá del análisis que se pueda llevar a cabo haciendo referencia a los valores éticos o morales relacionados con el fichaje de Lopetegui por el Real Madrid, -que cada cual hará los suyos-, yo veo un desastre comunicativo desde el principio, impropio de una institución como la Federación española de fútbol; un fallo de comunicación de libro, donde se ponen de manifiesto todos los errores a evitar en cualquier plan de comunicación mínimamente preparado.

Desconozco quien está al cargo de la comunicación en la Federación actualmente, pero es de manual que debe de tratarse de una persona con un sentido común muy alto, una paciencia a prueba de bombas, alguien equilibrado y sereno, al que se le presupone un largo recorrido en la institución que le otorgue un amplio conocimiento de la misma y de gestión en este tipo de situaciones. Está claro que esta situación no se ha sabido gestionar, y, entendiendo perfectamente que ha ocurrido todo muy rápido, no vale la excusa de la improvisación por la premura de los acontecimientos, básicamente, porque vivimos en un mundo donde estas crisis están a la orden del día, y precisamente los equipos de comunicación deben estar preparados para apagar este tipo de “fuegos” con relativa solvencia.

En la tarde del 12 de junio, sobre las 17:00 horas, el Real Madrid hace público mediante un comunicado en su web y difundido en sus canales en redes el fichaje de Lopetegui. A las 17:30 horas, la Federación lanza su comunicado, con media hora de retraso, y dando dos informaciones que eran falsas. Se habla de la desvinculación del entrenador al terminar el mundial, pero al día siguiente se le destituye, primer error. Si has publicado que la desvinculación será tras el evento, ¿por qué lo destituyes al día siguiente? En segundo lugar, se nos emplaza a una rueda de prensa al día siguiente entre el entrenador y el presidente de la Federación. En dicha rueda de prensa, finalmente, no estuvo el entrenador. ¿Cómo pueden convocarnos a una rueda de prensa de alguien sin saber si ese alguien iba a estar presente? ¿Por qué tanta prisa? Aluden a las formas de Lopetegui, que no fueron buenas y se vieron avocados a estos acontecimientos. Pero luego afirman que la Federación en todo caso tenía conocimiento de las negociaciones, aunque el día anterior el presidente dijo que se había enterado 5 minutos antes del comunicado del Real Madrid.

Pero el peor fallo de todos, a mi entender, es dar una rueda de prensa anunciando “un problema” (la destitución de un técnico de una selección a dos días de un mundial), y no dar la solución. Es decir, el señor Rubiales creó un problema y no nos dio la solución. Pero resulta que al día siguiente ya hay entrenador. ¿Por qué no se anunció en la rueda de prensa? ¿Por qué no se espero a tener la solución? ¿Cómo es posible una política comunicativa tan nefasta?

En el verano de 2015 tuve la suerte de poder acudir a un congreso en el que se hablaba sobre la red social twitter, se llamaba #TATGranada, y contaba, entre otros ponentes, con el por aquel entonces CEO de twitter, el norteamericano Dick Costolo. Salí muy contento de lo aprendido, y una de las principales enseñanzas que me llevé en la mochila fue la implantación de una nueva forma de comunicación digital en ámbito deportivo: el de la selección española de fútbol. Allí escuché la ponencia de Marco Rocha, la persona responsable de esta nueva forma de llevar la comunicación en la Federación en aquel momento, que básicamente nos contó por qué vieron necesario crear un segundo canal de comunicación (@sefutbol) en la federación dedicado única y exclusivamente a la selección nacional de fútbol en todas sus realidades: fútbol sala, sección femenina y fútbol playa. La ponencia fue magistral, y la repercusión que luego pude ir conociendo por los medios fue estratosférica, llegándose a copiar el modelo comunicativo de @sefutbol en las principales selecciones nacionales del mundo.

P5A0389-1024x683

Sin duda, se puede destruir el prestigio de una institución en cuestión de segundos, y, en política comunicativa, el ridículo de la Federación Española de Fútbol ha sido histórico, y podrá ser estudiado como ejemplo de lo que no hay que hacer nunca en materia de comunicación.

 

P.D.: Escribo este post el jueves 14 de junio a las 13:00 horas, habiendo transcurrido dos días desde los hechos. En este momento el perfil oficial de Lopetegui en twitter sigue diciendo que es el seleccionador nacional. El Real Madrid presenta esta tarde a las 19:00 a Lopetegui como entrenadcor. Y en @sefutbol puedes leer un comunicado donde todo lo que dice no se ha cumplido.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.